Select

El impacto geopolítico de la corrupción en México

By admin on abril 29, 2015

En los medios de comunicación y la élite política la corrupción es uno de los temas de moda. A ella se le achaca gran parte de los males que, se afirma, aquejan al país: inseguridad, estancamiento económico, un sistema judicial ineficiente u organismos de inteligencia infiltrados, son algunos que se mencionan.

Sin embargo, existe un impacto que si bien se ha descrito de manera esbozada, no se ha contemplado de manera holística: el impacto geopolítico. Este se estructura desde cuatro ejes que, juntos, constituyen un freno para el posicionamiento del país como un actor estratégico internacional (como planteaba el Presidente en el actual PND).

1*3RoADLSUDvxG0METZkYJyg

  • Imagen: el primero de ellos es claro y es uno de los más mencionados en la actualidad. Cuando un país se percibe como corrupto, la confianza de otros países, ciudadanos, ONGs y organismos internacionales disminuye. El efecto de esto puede ir desde una nota en el New York Times hasta la pérdida de protagonismo en foros internacionales o, incluso, un mayor costo para la adquisición de financiamiento internacional. En lo relativo a los foros, el nombramiento de México a la cabeza de la Alianza por el Gobierno Abierto se contrapone a las prácticas actuales -en lo general- del sistema político, lo cual le resta autoridad e impacto.
  • Inversión privada directa: como consecuencia directa del deterioro mediático del país, la inversión privada (nacional y extranjera) verá menores incentivos para incursionar al país. Es cierto que muchas empresas conviven en climas con más corrupción que la que existe en México; no obstante, esto resultará un problema aún mayor cuando uno de nuestros competidores (Brasil) emprenda fuertes acciones contra la corrupción mientras que nosotros continuamos inertes ante ella. Si bien siempre tendremos como ventaja nuestra geografía (conexión a los 2 océanos más importantes y ser vecinos de EE.UU.) no resulta igual de importante y estratégico un país donde se concentran procesos clave de las cadenas de suministro globales a uno donde se busca tener la menor inversión posible a causa de la corrupción. Por otra parte, el efecto de esta en la seguridad pública (o su falta de) siempre hará a los inversionistas cuestionarse sobre la posibilidad de invertir en el país e incrementará sus costos al tener que desplegar fuertes esquemas de seguridad en zonas complejas (Tamaulipas o Guerrero son los ejemplos más claros).
  • Infraestructura estratégica: el tren México-Querétaro y su “suspensión indefinida” fueron un fuerte golpe no sólo para el proyecto de infraestructura de EPN, si no para la estrategia geopolítica de México. Este proyecto era fundamental para acercar al país con uno de los principales actores económicos y geopolíticos del siglo XXI: China. Como sabe, la historia es otra; la corrupción que se cernía sobre el tema por las dudosas relaciones con Grupo Higa aunado a los bajos precios del petróleo, suspendieron no sólo el proyecto, si no la relación México-China. Por otro lado, la inversión pública, que debería de actuar como un eje fundamental del desarrollo, llega a cuenta gotas al grueso de la población debido a las rentas extraídas vía amiguismos, el crony capitalism, como le llaman los angloparlantes.
  • Comercio exterior: finalmente, si bien México se ufana por ser uno de los países con más tratados de comercio internacional, también tiene que tener en cuenta que la corrupción en las aduanas del país le ha traído fuertes costos a la industria nacional, principalmente a causa del contrabando. Por ejemplo, la cantidad de prendas de origen chino que ingresan con un Certificado de Origen TLCAN falso es inmensa, lo cual ha perjudicado al sector textilero mexicano. Muchas veces esto es a causa de la presencia de agentes aduanales que se aprovechan de nuestro poroso sistema aduanal. Si bien la reforma de Felipe Calderón a este y la implementación de la Ventanilla Única fueron un paso inmenso para combatirlo, aún queda mucho por hacer. Ante la firma de un tratado tan importante como el TPP, si bien son claros sus beneficios (teóricos), en la práctica, preocupa que sólo sea un mecanismo más para la perpetuación de instituciones extractivas.

Screen-Shot-2014-07-28-at-7

Aunque se podría ver a la discusión actual sobre el tema de la corrupción como una de alcance meramente nacional, la realidad es que su combate progresivo también permitirá a México ser un actor de mayor relevancia dentro de la arena internacional, sobre todo cuando se busca proyectarlo mediante el soft power. La suspensión del tren México-Querétaro, por ejemplo, es uno de los costos que a raíz de la discusión el Gobierno tiene que asumir; a cambio debe de comenzar con la implementación de mecanismos efectivos para combatirla, lo cual, en el largo plazo, traerá mayores ganancias al país. No hay recetas mágicas para combatirlo, es un proceso de largo plazo y que probablemente tome más de un sexenio, sin embargo, el hartazgo ciudadano y el momento político nunca habían sido tan propicios como hoy.

Khublai Villafuerte, Consultor de Riskop en inteligencia de riesgos 

Loading